domingo, 7 de febrero de 2010

El servicio de Hemodinámica del HGCR continúa realizando con éxito nuevos procedimientos cardíacos

El Servicio de Hemodinámica del Hospital General de Ciudad Real, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha realizado un nuevo procedimiento intervencionista, y que tras los llevados a cabo en los últimos meses --el cerramiento de un foramen oval permeable y un ductus arterioso persistente--, están permitiendo incrementar de manera considerable la cartera de servicios que ofrece la especialidad.

La última intervención realizada es un cierre percutáneo de un defecto congénito, conocido como C.I.A. tipo Ostium Secundun, y que consiste en la existencia de una comunicación amplia entre las dos aurículas del corazón.

Leer más...

La presencia de esta comunicación es normal en los primeros días de vida, pero si no llega a cerrarse de manera natural –como ocurre en la mayoría de los casos--, origina un circuito anormal de sangre desde la aurícula izquierda hacia la derecha, generando una sobrecarga sobre esta última, lo que llega a repercutir, con el paso de los años, en el pulmón y el corazón.

Cuando la sangre pasa a través de la apertura que no se ha cerrado debidamente, el corazón debe bombear un volumen de sangre mayor del habitual, provocándose un paulatino deterioro de este órgano. Además, este volumen extra de sangre provoca una mayor presión en los vasos sanguíneos de los pulmones, que igualmente van enfermando con el paso de los años.

Para resolver este problema, el Servicio de Hemodinámica del hospital ciudadrealeño realizó un procedimiento intervencionista a través de la ingle por punción venosa y con ligera anestesia local.

La intervención se realizó a través de la vena femoral derecha, insertando a través de un catéter, un dispositivo de cerramiento de nitilol, formado por dos discos unidos por un eje que ejercen el cerramiento del defecto cardiaco, consiguiendo sellar la zona de unión de las dos aurículas.

Servicio de Hemodinámica

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, ha visitado recientemente el Servicio de Hemodinámica del Hospital General de Ciudad Real, una de las especialidades que se incorporaron a la cartera de servicios del centro cuando se puso en marcha este centro. En su encuentro con los profesionales, les animó a seguir realizando nuevos procedimientos que redunden en un mejor servicio para los usuarios.

La Hemodinámica es la cardiología de tipo intervencionista que se encarga del estudio anatómico y funcional del corazón para el diagnóstico y tratamiento de la patología coronaria mediante la introducción de catéteres finos a través de las arterias de la ingle o del brazo.

En el Hospital General de Ciudad Real desarrolla dos vertientes diagnósticas: por un lado conocer el estado de la función cardiaca a través de la técnica del cateterismo y la detección de lesiones coronarias mediante la coronariografía y, por otro lado, la actitud terapéutica que se centra en el abordaje de lesiones coronarias, con la utilización de la técnica de la angioplastia, como paso previo y alternativo en muchos de los casos a la cirugía cardiaca.

El Servicio de Hemodinámica del hospital ciudadrealeño realizó durante el año pasado 1.500 procedimientos diagnósticos, de los cuales más del 50 por ciento se convirtieron en procedimientos intervencionistas.

La plantilla de la unidad de Hemodinámica está compuesta por tres facultativos, uno de ellos el jefe del servicio, Vicente Fernández Vallejo, tres enfermeras, tres auxiliares de enfermería, un auxiliar administrativo y un celador.

El equipamiento del área consiste en una mesa de exploración, un equipo intensificador de rayos, un sistema de poligrafía computerizada para monitorización de constantes y registro de presiones, un sistema de registro digital de imágenes para realizar técnicas diagnósticas e intervencionistas, inyectores de contrastes y diverso material específico como catéteres, balones de dilatación y stent.

0 comentarios: