jueves, 3 de diciembre de 2009

Casero: el PSOE quiere tapar con la baja de militancia de Mario Mansilla un asunto de corrupción en su partido

La viceportavoz regional del Grupo Parlamentario Popular Carmen Casero lamentó el descrédito al que ha sometido el número dos de Barreda, José Manuel Caballero, al secretario provincial de los socialistas en Ciudad Real, tras desautorizarle a través de unas declaraciones contradictorias referidas al escándalo de corrupción protagonizado por “el que fuera mano derecha de Barreda” Mario Mansilla, en Fernán Caballero y su cese de militancia.

Nemesio de Lara aseguró ayer que el partido socialista cesaría inmediatamente al ex senador si éste no presentaba en el mismo día su renuncia de militancia, mientras Caballero ha indicado hoy que el PSOE conocía desde el pasado viernes –día en el que los medios de comunicación alertaron del escándalo- el abandono de Mansilla.

Leer más...

Entre tanto, a juicio de Casero, esta “falta de coordinación” indica que “miente Caballero, miente De Lara, o mienten los dos. Ahora no sabemos a quién creer”. Pero no sólo eso, sino que este “descontrol” saca a la luz la “división interna” que vive el PSOE de Ciudad Real, recordando que tanto Mansilla, como Caballero, De Lara y el propio Barreda son todos de la misma provincia, demostrando que no “tiene orden, ni concierto, ni patrón que dirija un partido desbordado por la corrupción”.

Además de lamentar que haya tenido que ser un caso de corrupción en la provincia el detonante que evidenciara una crisis en las filas socialistas de Ciudad Real, Casero recordó que los hechos que hoy se han producido son sólo “la punta del iceberg” de un “gravísimo” caso de corrupción que quieren “tapar” con la suspensión de militancia de Mario Mansilla.

Casero precisó que, asimismo, los socialistas de Ciudad Real están poniendo de manifiesto su nerviosismo ante todos los casos de corrupción que les acechan y unas encuestas nada favorables que les harían perder la Junta de Comunidades.

La dirigente popular indicó que “no se crean los socialistas de esta tierra que desde el PP vamos a permitir que suspendiendo a Mario Mansilla de militancia” el escándalo de corrupción va a quedar zanjado porque hay que pedir muchas explicaciones. En este sentido, recordó que la alcaldesa del municipio ciudadrealeño es su esposa y hay que depurar responsabilidades.

Casero mostró su preocupación ante los casos de corrupción que tiene Barreda “encima de la mesa en las cinco provincias de la región”, explicando que Castilla-La mancha no se merece un “partido socialista asediado por la corrupción, un presidente que no toma cartas en el asunto, que está acabado y que no tiene soluciones para salir de la crisis”.

0 comentarios: