lunes, 6 de abril de 2009

Consumo retirará los mecheros de fantasía que no incluyan mecanismos de seguridad para los niños

El Instituto de Consumo de Castilla-La Mancha lleva a cabo esta campaña, junto con el resto de Comunidades Autónomas, en cumplimiento de la legislación europea en materia de seguridad de los productos que se comercializan en los países miembros de la Unión Europea.

Concretamente, se trata de una decisión de la Comisión Europea por la que se requiere a los Estados miembros que adopten medidas para garantizar que sólo se comercialicen encendedores con dispositivo de seguridad que imposibilite cualquier tipo de accidente a los niños y que se prohíba también la comercialización de “encendedores de fantasía”, es decir, aquellos que por su diseño, forma y color pueden inducir a los menores a jugar con ellos, poniendo en riesgo su seguridad.

Leer más...

La campaña se va a desarrollar por toda la región donde los inspectores de consumo realizarán controles en los establecimientos que distribuyen o ponen a la venta este tipo de productos para comprobar si cumplen con la normativa europea vigente.

Si se detectan encendedores que no se adecuan a las normas de seguridad, los inspectores procederán a la inmovilización, y posterior destrucción, de los productos, así como a la apertura de expediente sancionador correspondiente al vendedor o al importador.

Para realizar esta labor de control del mercado, los inspectores de consumo de Castilla-La Mancha han recibido una formación específica por técnicos del laboratorio del Centro de Investigación y Control de la Calidad, dependiente del Instituto Nacional del Consumo.

Uno de los compromisos adquiridos por el Gobierno regional en materia de políticas de consumo es el de proteger a los colectivos más vulnerables. Por ello, desde el Instituto de Consumo de Castilla-La Mancha se presta especial atención a aquellos productos que están o puedan estar más relacionados con la infancia.

0 comentarios: