miércoles, 21 de abril de 2010

La UCLM contribuye a más de la cuarta parte del crecimiento regional de las últimas dos décadas

El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), Ernesto Martínez Ataz, ha presentado hoy el informe ‘La contribución socioeconómica de la Universidad de Castilla-La Mancha’ elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas. El estudio evalúa la eficacia y eficiencia del funcionamiento de la Universidad regional y mide sus efectos sobre la rentabilidad social y el desarrollo de la Comunidad. Así, arroja datos tan reveladores como que casi el 30% del crecimiento medio de la economía regional en los últimos 20 años se debe a la Universidad de Castilla-La Mancha, que la renta per cápita de los castellano-manchegos sería un 19% menor sin su contribución, o que desde 1987 ha generado capital tecnológico, es decir, un gasto en I+D y en importación de tecnología, por valor de 275 millones de euros.

Leer más...

Más de la cuarta parte (27,5%) del crecimiento total medio de la economía de Castilla-La Mancha (UCLM) en los últimos 20 años (de 1989 a 2008) es atribuible a la contribución directa e indirecta de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Así se desprende del informe ‘La contribución socioeconómica de la Universidad de Castilla-La Mancha’ elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), por encargo de la propia Universidad regional, con el objetivo de evaluar la eficacia y eficiencia de su funcionamiento, su rentabilidad social y medir su efectos sobre el desarrollo y el bienestar de la Comunidad Autónoma. Dicho Instituto ya ha realizado estudios similares para las universidades valencianas y del País Vasco, entre otras.

Dicho informe, presentado hoy por el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Ernesto Martínez Ataz, y por los autores del mismo, José Manuel Pastor y
Carlos Peraita, pone de manifiesto el papel que ha jugado la institución académica en la generación de riqueza y conocimiento en la región y que las expectativas creadas entre la sociedad castellano-manchega por su aportación al desarrollo socioeconómico son muy elevadas, máxime en periodos de crisis como el actual, en los que la sociedad mira a la Universidad como instrumento imprescindible para modernizar las estructuras productivas mediante la investigación aplicada y la puesta en valor de los conocimientos de los egresados cuando se incorporan al mercado de trabajo.

Según el estudio, el capital humano y el tecnológico generado por la UCLM han contribuido en las dos últimas décadas al crecimiento económico anual de Castilla-La Mancha en 0,74 puntos porcentuales. Esto significa que sin dicha contribución, la renta per cápita de los castellano-manchegos sería un 19% menor a la actual, y confirma que el papel de la UCLM formando profesionales, mejorando su adaptación a las demandas sociales y ampliando su capacidad de generar servicios de I+D+i es clave para el desarrollo de Castilla-La Mancha.

Dicho informe refleja también el impacto que tiene el funcionamiento diario de la Universidad de Castilla-La Mancha sobre el empleo, la renta y la demanda de las empresas en la región, y concluye que la actividad propia y la vinculada a la institución docente representa para un año como 2009 el 1% de Producto Interior Bruto (PIB) y más del 2% del empleo de la Comunidad Autónoma.

Así, en ese periodo la UCLM generó en el conjunto de la economía regional 878,4 millones de euros (229,3 millones propios y 649,1 asociados), una renta de 386,3 millones de euros (132,7 propios y 253,6 adicionales) y 17.459 empleos (3.435 directos en el seno de la institución académica y 14.024 indirectos).

Investigación, docencia y capital humano

Por otro lado, el estudio del IVIE constata que la UCLM lidera las actividades de I+D en Castilla-La Mancha, lo que confirma la importancia y el esfuerzo que la institución académica concede a esta tarea. Así, los gastos en I+D realizados por la UCLM en el año 2007 representan casi un tercio (32,7%) del gasto interno total en esta materia en Castilla-La Mancha y suponen el 40% del personal empleado en actividades de I+D. Además, el gasto en este campo ha generado desde el año 1987 capital tecnológico por valor de 275 millones de euros, cifra equivalente, por ejemplo, al 1,1% del stock de capital en infraestructuras públicas de la Comunidad.

En este contexto, el rector de la Universidad regional, al igual que recoge el propio estudio, ha invitado al sistema productivo regional a aprovechar la producción de conocimientos científicos y tecnológicos que realiza la institución a la que representa, ya que éstos generan un efecto económico positivo, pues facilitan a las empresas la resolución de problemas organizativos y productivos, impulsan el desarrollo tecnológico y la innovación, y mejoran la productividad y la renta.

Además, el informe del IVIE señala que la UCLM ha posibilitado el aumento sustancial de titulados universitarios en la región así como la cualificación del capital humano, todo ello en un entorno cuyas condiciones socioeconómicas son menos favorables a las del conjunto del país.

En este sentido, del estudio se desprende que la UCLM ha generado casi la décima parte (9%) del capital humano de la población activa de Castilla-La Mancha y que sus egresados contribuyen a aumentar en un punto porcentual la tasa de actividad y a reducir en 0,23 puntos la tasa de paro en la región. En términos absolutos, significa que sin la aportación de la UCLM, la población activa de Castilla-La Mancha se reduciría en 16.463 efectivos y la ocupada perdería 4.128 personas.

Las cifras también reflejan que hoy la UCLM es en parte la responsable del incremento de recursos humanos de alta cualificación existente en la región, el más elevado de la historia reciente. Concretamente, entre 1993 y 2008 el número de universitarios empleados en Castilla-La Mancha se ha triplicado, pasando de 50.000 a 150.000 ocupados (un 17,8% del empleo total).

Igualmente, el informe apunta que anualmente la Universidad de Castilla-La Mancha forma en sus centros a unos 27.000 alumnos y que se gradúan en ella más de 4.000 personas, concretamente 4.320 lo hicieron en el curso académico 2006-2007. Además, destaca el esfuerzo realizado en contratación de recursos humanos, que ha permitido reducir la ratio alumno/profesor de 20,5 en el curso 1999-2000 a 11,6 en el 2007-2008, ligeramente por debajo de los 11,9 alumnos por profesor de la media de universidades españolas, el cual ha ido acompañado de una implantación progresiva de nuevas titulaciones.

En este punto, el informe elaborado por el IVIE se refiere a la elevada rentabilidad adicional de los estudios universitarios. La tasa de paro de los egresados por la UCLM con tres años de experiencia en el mercado laboral se sitúa en promedio por debajo del 4%, ejemplo, ha subrayado Martínez Ataz, de que las competencias adquiridas por los mismos son valoradas muy positivamente por los empleadores de Castilla-La Mancha, que a la hora de aumentar sus plantillas piensan en nuestros titulados para formar parte de ellas.

Rentabilidad impositiva y fiscal

Otro de los puntos destacables del informe hace alusión a los beneficios fiscales para el sector público derivados de la Educación Superior, ya que los impuestos que los individuos más cualificados pagan como consecuencia de sus mayores tasas de actividad y de ocupación, y de sus superiores ingresos, permiten recuperar el gasto realizado por el sector público en este ámbito educativo.

Las simulaciones realizadas por el IVIE revelan que, anualmente, la UCLM contribuye a aumentar la recaudación fiscal en Castilla-La Mancha en 250,76 millones de euros, cantidad que representó el 11,88% de la recaudación fiscal total por esa vía en el año 2008, superó en un 23% la cuantía del presupuesto anual de la institución académica y en un 58% la financiación anual que la misma recibe de la Administración Autonómica. Estos datos desvelan que la UCLM devuelve a la sociedad castellano-manchega 1,6 euros por cada euro que ésta invierte en su financiación.

0 comentarios: