lunes, 30 de marzo de 2009

Barreda culpa a Unicaja de la intervención de CCM por las "altas pretensiones" y Cospedal exige responsabilidades a la vez que pide confianza

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró que como cliente de Caja Castilla-La Mancha y como jefe del Ejecutivo autonómico hoy se siente más tranquilo y más seguro después de que el Gobierno aprobara un decreto-ley por el que autoriza la emisión de un aval del Tesoro de hasta 9.000 millones de euros.

Barreda transmitió así un mensaje de tranquilidad y de “absoluta confianza” tanto a los trabajadores y clientes de la Caja como a toda la sociedad castellano-manchega, a la que recordó que en estos momentos CCM no puede tener mejor respaldo que el que ofrece el Banco de España y el Estado.

Leer más...

En este sentido, el presidente insistió en que CCM seguirá cumpliendo su papel de entidad financiera de la Comunidad Autónoma y eliminó cualquier tipo de duda y preocupación acerca del futuro de la Caja pues, según dijo, tras la medida adoptada hoy por hoy no hay entidad más sólida y más segura que CCM.

A este respecto, Barreda quiso dejar claro que la situación de la Caja castellano-manchega no se deriva de ningún problema patrimonial, pues no lo ha habido, y puntualizó que la causa está en la falta de liquidez provocada por la caída del sector inmobiliario, una problemática que, dijo, “no sólo ha afectado a CCM, sino a todas las entidades”.

Sin embargo, el presidente consideró que la Caja ha contado con otra dificultad añadida a la hora de superar la falta de liquidez y apuntó a una campaña sistemática y sostenida de descrédito, acoso y derribo que ha provocado que muchos clientes perdieran su confianza en la entidad y hayan optado por sacar sus ahorros.

Asimismo, el presidente explicó que la fusión con la entidad andaluza Unicaja no ha sido posible debido a que ha valorado sus necesidades muy por encima –más del doble- de lo que ha cuantificado el Banco de España.

Para el presidente regional, la opción tomada ayer por el Gobierno central ofrece “más ventajas y garantías” y un mayor margen de maniobra para tomar nuevas decisiones acerca del futuro de la Caja, y adelantó que ha solicitado la comparecencia del Gobierno autonómico en las Cortes de Castilla-La Mancha para tratar este asunto.

Cospedal asegura que se ha provocado una situación de “excepcional gravedad” que ha puesto en peligro CCM


La presidenta del Partido Popular de Castilla-La Mancha y secretaria general de esta formación, María Dolores Cospedal, apuntó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero como “el responsable de haber puesto en riesgo a los trabajadores, impositores y ahorradores de Caja Castilla-La Mancha, con el único objetivo de intentar salvar su imagen y evitar ser el segundo presidente de Gobierno a quien el Banco de España le interviene una entidad financiera”.

Asimismo, Cospedal envió un mensaje de tranquilidad y confianza a los ahorradores e impositores de Caja Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal manifestando que “la confianza debe sustentarse en la verdad”, reclamando en este sentido “información completa y detallada de los motivos que han provocado la intervención de la entidad financiera por parte del Banco de España”.

Por este motivo, el Partido Popular ha solicitado la comparecencia del vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, “ya que han hecho peligrar hasta 3.000 puestos de trabajo y los ahorros de más de 1,2 millones de ciudadanos que confiaron en esta entidad”.

Responsabilidad del Gobierno de Castilla-La Mancha


La presidenta del PP de Castilla-La Mancha recordó las cuatro iniciativas que el Grupo Popular ha presentado en las Cortes Regionales; la comparecencia del presidente socialista, José María Barreda, un debate general y una interpelación, así como la apertura de una comisión de investigación: “Las tres primeras se saldaron sin ninguna explicación del Gobierno regional, y ante la última petición, argumentaron que CCM estaba en una buena situación”, argumentó Cospedal, al tiempo que matizó que “hoy más que nunca es necesaria esta comisión de investigación, puesto que si no se crea, el Gobierno regional deberá asumir sus responsabilidades”.

En este sentido, Cospedal recordó que la Ley Regional de Cajas de Ahorro le atribuye al Gobierno unas funciones de “inspección y control de las entidades financieras”, mientras que Barreda se ha caracterizado por actuar con “un total ocultismo y falta de transparencia, permitiendo incluso que desde el PSOE se tildara a CCM de entidad contaminada, con supuestos agujeros patrimoniales”.

Ante este cúmulo de irresponsabilidades por parte del Gobierno regional, “el PP siempre ha mantenido un objetivo claro: apostar por un sistema financiero saneado y solvente, para que fluya el dinero a los ciudadanos y las empresas, en la defensa del ahorro de los impositores y los puestos de trabajo de los empleados de CCM”, manifestó Cospedal.

0 comentarios: